5.7.15

Reflexión sobre el dinero fácil


*
1. El dinero es una forma social enajenada, y es enajenada en sentido activo y en sentido pasivo. En sentido activo representa una cosa que no es, el dinero no es alimento pero sirve, por ejemplo, para comprar alimento. Sin dinero no se puede comer en una sociedad capitalista. En sentido pasivo el dinero es asumido por una persona que no es dinero, pero que se considera dinero. Sin dinero nadie soy, “poderoso caballero es don dinero”, “es un burro cargado de pisto”, son expresiones populares que indican la personificación del dinero.
2. Vistas las cosas desde otro ángulo es dinero es una alienación real e ideal, real porque es lo que no es, es alimento porque sin dinero no se puede adquirir alimento, pero no se puede comer el dinero, se necesita para comprar el alimento, por ejemplo. Y el dinero es una alienación ideal porque el dinero expresa idealmente, abstractamente, en la realidad, es una mezcla de abstracción real y real abstracción, un conjunto de bienes necesarios e innecesarios para la subsistencia humana.
3. El dinero ha estado asociado a acciones pacíficas y violentas, el intercambio comercial usual es la forma pacífica esencial del dinero; el asalto, el robo a mano armada es la forma violenta usual de la acción de posesión del dinero. Las dos pueden combinarse y de hecho se combinan en la realidad social. Tras el dinero, están acciones humanas; la creación del dinero es una acción humana, histórica, que viene desde el trueque en sociedades primitivas, pasando por el uso como dinero del ganado, el cacao y los metales preciosos hasta el dinero fiduciario y plástico de nuestros días y la creación del dinero bancario y los tristemente conocidos “derivados” bancarios, un dinero artificial y artificiosamente creado que tiene sometidas a sociedades enteras por la vía de un endeudamiento igualmente artificial y artificioso pero humanamente real.
4. El desarrollo de la “industria del dinero” no es producto del dinero mismo aunque lo parezca. El dinero es resultante y no causante de la evolución tecnológica que ha revolucionado los medios de producción, comercio, comunicaciones a nivel local, municipal, nacional, internacional, transnacional, mundial y global. El dinero y los personajes que lo representan aparecen como si son ellos los creadores de la riqueza social. En realidad si se puede usar la analogía, el capital dinero es como un mago que necesita una tropa de auxiliares para hacer una ilusión, que al final es un simple truco, una simple trampa. Y que sin la producción de los utensilios que utiliza para hacer la ilusión, simplemente no podría hacerla.
5. Pero el dinero y su posesión al expresar de manera abstracta pero real la posesión de bienes reales enajena al ser humano en su búsqueda y supedita lo humano al funcionamiento del dinero, encamina la conducta a tener siempre cada vez más dinero y el ser humano se vuelve una expresión del dinero y no el dinero una expresión de la acción humana. El dinero históricamente ha pasado de ser un medio para el intercambio a ser la finalidad de la vida, a él se asocia la felicidad. “El que dice que el dinero no es la vida y la felicidad es que nunca ha tenido el dinero en abundancia para vivir feliz” dice un nuevo rico.
6. De manera que en una sociedad capitalista el tener dinero significa tener felicidad y para tener felicidad, que significa tener dinero, se vale todo, nadie puede impedir que cada ser humano pueda ser feliz, que significa que pueda personificar el dinero. Así se puede ver la más impactante degradación humana para conseguir dinero, desde la prostitución sexual hasta la prostitución política; desde las “actrices” porno o el “actor” porno que, para ganarse unos cuantos dólares más, con su mujer como espectadora realiza un acto sexual homosexual y al terminar su “actuación” va donde ella y la besa; la mujer dejar ver un rayito de verguenza humana con una tímida expresión de rechazo. O el político que confiesa que ha robado pero que no ha matado. Y el Ex Presidente que recuerda con tono burlesco que repartió un donación de varios millones de dólares en "saquitos" de dinero. Se pierde la verguenza humana en pos del dinero fácil.
7. En esta dirección de análisis las diferencias entre la ideología de un banquero y la de un marero se van borrando. El movimiento griego contra el pago de las enormes deudas que tiene el país sostienen que los bancos los extorsionan y que ejercen terrorismo contra el pueblo. También los mareros extorsionan y aterrorizan. Y tanto banqueros como mareros utilizan la violencia. El movimiento español de los indignados se queja de la protección que tienen los organismos financieros que han sometido a la población a multas por protestar en áreas circundantes de ciertos edificios públicos y de utilizar la fuerza pública de manera brutal para reprimir a la población. La diferencia entre el banquero, visto como categoría social, es que el banquero utiliza la violencia institucionalizada y el marero la violencia no institucionalizada. Uno es “legal” y el otro es “ilegal”. Al final los dos desde el punto de vista de la sociología del delito, ambos lo cometen delito, son delincuentes. Es decir, como se le atribuye al filósofo Bertold Brecht, que dijo “no se cual comete un mayor delito, el que crea un banco o el que lo asalta”.
8. La ideología neoliberal sobre el dinero genera la ideología de las maras sobre el dinero. La ideología neoliberal sobre el dinero no tiene escrúpulos y ha exacerbado la conducta hacia el “dinero fácil”. La acusación periodística de que el neoliberalismo impulsa la acción de un “capitalismo salvaje” no deja de tener razón. La “flexibilidad laboral” que significa dejar de pagar la seguridad social para las personas y “crear” empleos de un dólar al día o menos; lo de que “no hay almuerzo gratis” que significa que todos deben pagar lo que consumen incluyendo los servicios públicos sin subsidios; lo de que “la principal función de las empresas es crear empleos y no tener responsabilidad social”; lo de que el Estado genera inflación con los subsidios y que no es buen empresario y que por lo tanto es necesario privatizar los recursos del Estado principales. El individualismo, la falta de solidaridad social, de respeto a la vida humana, son el sustento de la conducta encaminada hacia la consecución de la felicidad individual por medio de la posesión del dinero fácil.
9. Estos apuntes fueron inspirados al leer una noticia sobre como ciertos pandilleros en El Salvador, conciben cómo sufren las divisiones internas en sus pandillas debido los impactos de la ideología del dinero, en la siguiente noticia: “En mayo del 2012, El Diario de Hoy entrevistó a El Gasper, quien en ese entonces era el palabrero de la Colonia San José Las Flores”, bastión de la (Pandilla) 18 Revolucionarios quien manifestó que la principal causa de la división fue la ambición al dinero, al poder económico. “El Dinero enferma la mente de cualquiera”, advirtió". (El Diario de Hoy, Domingo 5 de julio de 2015).
*