18.2.14

El uso del texto en la enseñanza

*
Uno de los problemas principales en la enseñanza es el uso de textos. A mi juicio, el texto tiene importancia de primer orden si consideramos que la teoría es un síntesis acumulada de múltiples experiencias realizadas en diferentes lugares geográficos y períodos históricos. Por esta razón el texto debe ser seleccionado cuidadosamente. La humanidad tiene la fortuna de contar con grandes pensadores que con sus teorías han posibilitado el avance prodigioso del conocimiento; de manera que se puede elegir entre una variada gama de textos para todas las disciplinas de la ciencia, la técnica y el arte. Pero aún así es necesario escoger un determinado texto que se adapte a los propósitos de la enseñanza; y los objetivos en la educación que son diversos, pues dependen de la disciplina, el caso de estudio, la orientación y las habilidades sobre las que se pretende informar y formar.

En un curso que se imparta, me parece preferible que el docente, defina el uso de un sólo texto básico si ello es posible y tome otros como literatura complementaria. Muchos profesionales nos educamos leyendo "separatas", folletos tan variados que a veces prácticamente no aclaraban sino confundían y dañaban la formación de un criterio propio del estudiante. Una especie de "sabemos todo pero entendemos nada". A mi juicio el docente debe indicar el texto que exprese de mejor manera la corriente de pensamiento que será útil al estudiante. Útil en términos de su formación profesional, debe ser un instrumento teórico y práctico, que induzca aplicaciones del concomiento. Y un sólo texto a fin de que el estudiante adquiera conocimientos actualizados y sistemáticos expresados de la manera más coherente posible y por ellos contrastables con otras vertientes del conocimiento. Incluso el docente puede diferir en el enfoque que promueve el texto que se usa como guía. Repetimos, el texto guía debe tener las siguientes propiedades: utilidad profesional, actualidad por la permanencia de sus interpretaciones y si es posible por la actualidad de sus datos y problemas tratados, sistema de conocimientos, coherencia en la opción teórica.

Esta reflexión tiene solamente el propósito de indicar que se debe hacer el esfuerzo de estudiar Economía Política en sus fuentes es decir estudiando los textos originales.

Evaristo Hernández
02182014
*