3.7.13

Reflexión sobre la relación entre Economía Política y Política

*
Todo Gobierno, todo Estado, todo político, tiene a la base de su acción y concepción una teoría y una practica que proviene de la Economía Política. Este fenómeno ocurre independientemente de si las instituciones o las personas tengan conciencia clara o no de la determinante presencia de la Economía Política. Pero la Economía Política no es la Política. La Política se relaciona con el poder, especialmente, con el poder del Estado, y su forma de adquirirlo, mantenerlo y desarrollarlo. La Economía Política se relaciona con la producción y apropiación de la riqueza social y la relación del Estado para tal finalidad.

La Política y la Economía Política son ciencias independientes. Como ciencias intentan descubrir la verdad objetiva, como acción política y económica intentan imponer una verdad subjetiva, basada en intereses económicos personales, partidarios, estamentales, gubernamentales, estatales y/o clasistas. En todos los casos se parte del supuesto individual o colectivo e institucional de que las interpretaciones y transformaciones económicas concebidas e impulsadas originadas en intereses particulares coinciden con los intereses generales y con las creencias de toda o la mayoría de la sociedad.

En teoría del conocimiento, la experimentación en ciencias naturales es equivalente a la práctica social en ciencias sociales, son métodos de comprobación de las hipótesis o supuestos. La práctica social, los hechos sociales, en las ciencias de la sociedad dilucidan si una teoría que implica resultado económico político son coincidentes o no con la realidad o con los intereses económicos de toda la sociedad. De manera que en todos los niveles de análisis, ya sea la simple observación, el estudio periódico y sobre todo la investigación científica, objetiva, de los hechos sociales relacionados con la producción y apropiación de la riqueza social, es decir los hechos que son objeto de análisis de la Economía Política, son determinantes para explicar, fijar y desarrollar acciones de dominio social, de poder político de corto, mediano y largo plazo.

La precisión e integración con que se definan e investiguen los fenómenos económicos son determinantes para impulsar acciones para tomar, sostener y ampliar o reducir el poder del Estado.

Evaristo Hernández
*